Cómo solicitar un crédito hipotecario en CDMX

Cómo solicitar un crédito hipotecario en CDMX

Solicitar un crédito hipotecario es una gran alternativa si no tienes el dinero para comprar vivienda

Si estás en planes de comprar casa o depa, ¡felicitaciones! Esta es una de las decisiones más importantes y emocionantes que vas a tomar a lo largo de tu vida.

Sabemos que este compromiso a largo plazo requiere de un gran esfuerzo económico, por eso, si no cuentas con el dinero suficiente, te enseñamos cómo solicitar un crédito hipotecario.

Ten las cuentas claras

Antes de solicitar un crédito hipotecario, es fundamental que cheques cuánto dinero ganas mensualmente y le restes lo que destinas a renta, alimentos, transporte y cualquier tipo de gastos y/o deudas.

El dinero que resulte te da una idea de cuánto puedes destinar mensualmente al pago de la vivienda.

Escoge el banco

Una vez tengas claridad sobre tu situación económica actual, tienes que escoger con qué banco deseas financiar la propiedad.

En este punto es importante que simules el crédito con varias instituciones financieras. Recuerda que todas manejan diferentes tasas de interés, referencias económicas, plazos, condiciones y requisitos, por eso te recomendamos averiguar con varias entidades cómo se manejaría tu crédito para que escojas el que mejor se ajuste.

Selecciona la tasa de interés

Los bancos ofrecen tres tipos de tasas de interés:

- Tasa fija: desde el primer instante sabes con exactitud el valor de las cuotas mensuales del crédito.

- Tasa variable: Al principio pagas una cuota definida y después el valor mensual de las cuotas varía dependiendo de la Tasa de Interés Interbancaria (TIIE).

- Tasa mixta: puedes pactar con el banco el pago del crédito por un periodo en tasa fija y en otro en tasa variable.

Diligencia la documentación

A la hora de solicitar un crédito hipotecario, los bancos te van a pedir cierta documentos a la hora de solicitar el crédito, como por ejemplo tu identificación, el formato de la solicitud, comprobantes de ingresos, historial crediticio, estado de cuenta bancarios, entre otros.

El banco analiza tus condiciones

Dependiendo de tus ingresos, el banco comprueba si eres capaz de afrontar la deuda y estudia tu situación para decidir si eres apto o no para el crédito.

La entidad realiza el avalúo

En caso de que el banco te haya aceptado la solicitud del crédito, debes pagar para que la entidad realice el debido avalúo de la vivienda.

Se elabora la escritura y se certifica la vivienda

El notario del banco realiza la escritura del inmueble, realiza el estudio de título  y comprueba que la propiedad no tenga ninguna deuda pendiente.

¡Es hora de firmar!

El notario te cita junto al vendedor para firmar el contrato.

Si necesitas ayuda en tu proceso de compra, quieres cerciorarte de que no hay ninguna irregularidad o simplemente quieres estar seguro de tomar la mejor decisión, ¡contacta a nuestros especialistas inmobiliarios! Ellos te acompañan y asesoran durante todo el proceso sin ningún costo.