Perro

Plan de mantenimiento de tu casa

¿Tu casa quedó vacía durante la cuarentena? Elabora un plan de mantenimiento en 10 pasos

Julio 13, 2020 · 7 minutos de lectura

Miles de dueños de vivienda en México planeaban vender su casa en este año, pero la contingencia cambió sus planes y ahora estos inmuebles han quedado vacíos por más de dos meses. Conocer cómo hacer un plan de mantenimiento preventivo permitirá cuidar su valor y prevenir gastos innecesarios.

Miles de viviendas mexicanas que planeaban ser vendidas durante 2020 están vacías desde marzo, mes en donde la contingencia inició. Resultado del aislamiento, en especial si el propietario vive fuera de la ciudad, las visitas y el trabajo de mantenimiento han sido limitados. Con la reactivación paulatina de actividades, es importante hacer una revisión del estado de la propiedad y una lista de revisiones acumuladas para mantener el inmueble en buen estado, así como para impulsar su venta.

“Cualquier propiedad, sea casa o departamento, requiere de servicios de mantenimiento aunque no esté ocupada. Cada cierto tiempo es necesario revisar el estado de las instalaciones y hacer una limpieza general para mantener en buenas condiciones el inmueble y conservar su valor”, indica Sergio Rojas, director de La Haus en México, plataforma que ayuda, asesora y acompaña de forma gratuita al comprador de casa en CDMX.

De acuerdo con el experto, los deterioros acumulados con el paso del tiempo, como goteras o pequeñas grietas, evolucionan hasta convertirse en grandes problemas si no se les da mantenimiento adecuado en su momento. Como resultado, se crean gastos muy grandes para su reparación, y además el inmueble pierde valor de venta.

Para elaborar un plan de mantenimiento a una propiedad vacía en tiempos de cuarentena, La Haus enumera 10 sugerencias sobre qué aspectos considerar en tu siguiente visita a tu casa, cuidando la salud:

1 Prepara una visita de inspección general

Ya sea que lo hagas tú mismo, o si estás en una ciudad diferente puedes apoyarte en una persona de confianza. Es importante preparar un listado de verificación (checklist), e incluso una ruta de visita al inmueble, esto permite evitar múltiples visitas o tener que regresar porque olvidaste algo de último momento. La regla: ser exhaustivo. No temas apuntar al final de tu lista: verificar que la puerta está cerrada con llave.

2 Prepara tu equipo y medidas de seguridad

Es una inspección general, no necesitas herramientas complejas ni equipo especial, sin embargo es importante que consideres llevar tapabocas, careta, guantes, gel antibacterial, jabón líquido, y ropa para utilizar encima de tu vestimenta habitual, por ejemplo un overol; también lleva una bolsa para retirar todos estos accesorios antes de regresar a tu casa y poder programar su limpieza y desinfección. Si vas acompañado, ya sea porque necesitas un experto o alguien que te apoye, recuerda que deben acordar y respetar medidas de seguridad como distancia de metro y medio, no hacer contacto físico, y si bien la casa está deshabitada, que el contacto con superficies sea sólo el necesario. Adicionalmente, debes listar cosas que podrías necesitar y llevar una pequeña caja de herramientas, baterías de repuesto, tornillos, alambre, pinzas, etc.

3 Piensa en menos visitas futuras

Tal vez ya tienes un registro de la edad de la instalación eléctrica, o de que algunos enchufes presentaran un sobrecalentamiento, focos o lámparas que no funcionaban, si no lo tienes, es importante empezar a registrar, de esa forma puedes programar visitas futuras ya con reparaciones específicas para un conjunto de elementos o evaluar el experto que necesitas. Recuerda que el futuro post Covid requiere actuar con seguridad y preparación.

4 Lleva una cámara y una linterna

Asegúrate de contar con una buena cámara, puede ser la de tu teléfono, y una linterna, considera que podrías tener que usarlas en lugares diferentes, así que no te limites a la de tu móvil. Debes estar preparado para tomar fotos de ciertos aspectos que necesitan ser compartidos con un experto. En tu checklist, debes tener una casilla para registrar si tomaste foto de algo.

Cómo hacer un plan de mantenimiento de tu casa tiene mucho que ver con las características del inmueble, pero en general te recomendamos inspeccionar:

5 Fontanería

Hay que revisar que la instalación funciona de manera adecuada, abrir las llaves y dejar correr un poco de agua (considera recipientes para que no se desperdicie, y puedas utilizarla para limpieza o jardín). Revisa las paredes y zonas por donde corre la tubería, así como puntos clave como grifos, debajo de lavabos y tarjas, asegúrate de que no hay goteras, lleva trapos secos o servilletas de papel, para que en caso de duda puedas colocar pedazos de papel seco en superficies de 30cm x 30cm y verificar si hay goteo. Toma notas y registra también ruidos que consideres extraños. Finalmente: acciona todos los inodoros, además de verificar que funcionan, esto evita que la instalación se seque, lo que podría permitir la entrada de gases nocivos del alcantarillado.

6 Electricidad

Es una práctica común bajar los switches generales para evitar un consumo innecesario de energía, sin embargo es importante verificar que los que están relacionados con alarmas, detectores de humo y otros dispositivos de seguridad, estén funcionando (no está de más una etiqueta que indique: NO BAJAR). Algunos dispositivos requieren baterías para mantenerse funcionando ante cortes de energía, por lo cual si escuchas sonidos, tal vez es necesario cambiarlas. Prueba lámparas, enchufes y utensilios eléctricos.

Registra sockets que se calientan fácilmente, bajas continuas de luz, conexiones que generan chispazos, posible sobrecarga de cables conectados en un enchufe o riesgo de daño, corte o ruptura del aislamiento de conductores, etc. Antes de salir, recuerda volver a bajar los switches eléctricos no esenciales.

7 Gas

Si el inmueble cuenta con tanque de gas, es clave que se haya dejado en un lugar con ventilación y verificar que el cilindro NO esté abollado o corra el riesgo de sufrir picaduras. Además éste debe contar con su llave de seguridad, así como el tanque estacionario que tiene válvula de seguridad, la cual se debe cambiar cada 5 años. Las tuberías de gas no deben tener corrosión o de lo contrario esto podría generar fugas. Considera la posibilidad de contratar el servicio de gas natural para sustituir las opciones de tanques.

Recuerda cerrar las llaves de paso antes de dejar el inmueble y asegurarte que las llaves de la estufa y el calentador de agua están completamente apagados.

8 Techos, paredes y suelos.

Es necesario realizar su revisión cada año; tras el reciente sismo y tomando en cuenta la edad del inmueble, es conveniente planear revisar su estado durante esta visita. Las grietas son un problema que a largo plazo facilita la aparición de plagas o problemas de humedad; ambos son indicios de algún tipo de problemática estructural.

Es importante verificar el estado de los techos para prevenir la aparición de goteras, pues de lo contrario las afectaciones pueden afectar las paredes y suelos. Revisa si es necesario darle ventilación al lugar, o incluso un servicio de impermeabilización. Estos daños deben ser atendidos con premura.

Si el piso es de madera, se debe pensar en la edad, uso, limpieza y posible daño por agua. Estar atento y registrar orificios en él e identificar insectos (se ubican como manchas negras); si la plaga ha generado surcos profundos en la madera, necesitarás la ayuda de un profesional. De no ser el caso, puedes colocar insecticida sobre los agujeros.

9 Ventanas y puertas.

Con el tiempo pueden sufrir desajustes que impiden su correcto cierre, y por ende, un buen aislamiento; esto también origina problemas de humedad. Cuidar el estado de estos elementos brinda seguridad contra intrusos; si hay ventanas fáciles de deslizar, es buena idea colocar una traba con alguna varilla, además de utilizar cerraduras gruesas o de alta tecnología, para evitar cualquier tipo de hurto.

10 Cerraduras y seguridad.

Además de los puntos de atención en ventanas, es importante verificar que las cerraduras están en buen estado y funcionan. Utiliza cortinas o persianas que no permitan la vista al interior, considera además controladores de luz, servicios e instalaciones que te permitan operar acciones de forma remota, cámaras de vigilancia activadas por movimiento, cambiar a mensajería digital, etc. Todas estas instalaciones son un ‘plus’ al ofrecer el inmueble en venta.

TIP extra: si todo está en orden, ¿por qué no tomas varios elementos de video y fotografías? A pesar de la pandemia, la compra-venta de inmuebles no se ha detenido gracias al uso de tecnología, han crecido los recorridos virtuales y las visitas remotas, contar con este material te puede ayudar a mostrar la casa sin tener que hacer una visita física.

Tenemos mucho más para contarte, regístrate y así no te pierdes de nada. Porque en La Haus además de ofrecerte una mejor experiencia para comprar casas y apartamentos, queremos motivarte a disfrutar aún más de tu hogar.

Escrito por:
La Haus México

Te ofrecemos mejor experiencia para comprar casas y departamentos en Ciudad de México. Te asesoramos desde que buscas hasta que compras tu nuevo hogar.

¿Quieres que te ayudemos en tu proceso de compra?

Nos encargamos de que nada te tome por sorpresa mientras tú tomas la mejor decisión.

Empezar

Encuentra Departamentos en venta en Ciudad de México

  • Departamento
  • Casa
  • Ambos
  • Nueva
  • Usada
  • Ambas