Perro

4 factores clave al elegir un crédito o préstamo hipotecario - La Haus

Factores clave y errores más comunes al elegir un crédito hipotecario

Mayo 03, 2021 · 4 minutos de lectura

Es normal que cuando piensas en crédito hipotecario sientas un poco de ansiedad porque se trata de un compromiso a largo plazo con una entidad financiera y es, además, uno de los pasos más importantes para acercarte a tu casa propia. Para dejar esa sensación atrás, es importante que te informes sobre el tema y que consideres tu situación financiera y las opciones disponibles en el mercado.

No existe un préstamo hipotecario perfecto para todos, pero ¡no te preocupes! Es posible encontrar la opción correcta para ti, considerando tus finanzas, el tipo de propiedad que quieras comprar y cómo están las tasas crediticias.

Factores al elegir un crédito hipotecario

Los siguientes cuatro factores te permitirán iniciar el análisis:

1. Capacidad de pago

Dado que se trata de una inversión significativa, debes estar seguro de que la casa que deseas comprar realmente está dentro de tu alcance. Nuestra recomendación básica es que tengas claros tus ingresos y tus gastos, así tendrás un punto de partida de cuánto podrías destinar al pago de una hipoteca.

Si lo prefieres, nuestra calculadora de pago te permitirá conocer cuánto podrías pagar al mes y cuál es el monto total del crédito que podrías obtener.

2. Ahorros para los costos iniciales y de cierre

Aunque el objetivo del crédito hipotecario es cubrir el porcentaje más grande del valor de la vivienda (70% - 80%), para las entidades financieras no solo es importante que tengas cómo responder por él, también tienen en consideración tu capacidad para realizar el pago inicial y los costos de cierre, esos que muchas veces olvidamos, como pago de escrituración y notaría.

Es una gran ventaja si puedes amortiguar tu compra con un poco del valor líquido de la vivienda al inicio de la adquisición.

3. Duración del préstamo

La duración de un crédito hipotecario varía de acuerdo a la entidad financiera y a tu capacidad de pago; existen préstamos a 10, 15, 20, o incluso, a 30 años.

Si tu presupuesto te permite hacer un pago mayor, tener un crédito de menor duración podría generarte dos beneficios: una reducción significativa en el gasto total de intereses durante la vigencia de la hipoteca y una mejor tasa hipotecaria.

4. Tasas de interés hipotecarias

La tasa de interés es el precio extra que pagarás por pedir prestado el dinero para la compra de tu casa y es un factor clave para elegir el préstamo, ¡las tasas hipotecarias varían mucho! En este punto tienes dos opciones:

  • Tasa fija: pagar el mismo porcentaje durante toda la vigencia del crédito
  • Tasa variable: dejar que se mueva con el mercado y ajustar anualmente

Errores al solicitar un crédito hipotecario

Alegría, miedo, entusiasmo, satisfacción e incertidumbre. Comprar vivienda es una montaña rusa de emociones, donde una mala decisión o un pequeño error puede convertirla en un verdadero dolor de cabeza.

1. No tener estabilidad económica

No te recomendamos comprar vivienda si eres de los que les gusta estar cambiando de empleo constantemente. Un crédito hipotecario es un compromiso a largo plazo, por eso es importante que tengas estabilidad laboral y buenos ingresos para sobrellevar la deuda.

2. No comparar los créditos

Cada entidad bancaria maneja distintas tasas de interés, plazos, modalidades, porcentajes de financiación, condiciones y/o requisitos. Si bien no te podemos decir qué banco es mejor que otro, con seguridad habrá alguno que se adapte mejor a tus necesidades y facilidades de pago.

Visita por lo menos tres bancos y compara los créditos que te ofrecen, así tendrás más claro cuál es el mejor para ti.

3. Solicitar un plazo o valor inadecuado

La idea es que las cuotas mensuales y el plazo otorgado sean lo más cómodas para pagar. Sabemos que quieres salir del crédito lo más pronto posible, pero pedir un monto inferior al que necesitas o solicitar un plazo corto, puede generarte problemas en el bolsillo a la hora de pagar las cuotas.

De igual forma, solicitar un crédito hipotecario por un valor mayor o con un largo plazo, terminarás pagando más dinero en intereses al banco.

4. Pedirlo con tu pareja

Solicitar un crédito hipotecario con tu pareja no es un error, el problema es que muchas parejas se apresuran a comprar vivienda sin estar preparados emocional y económicamente.

Antes de tomar la decisión, deben cuestionarse cómo se ven a futuro, si tienen la suficiente estabilidad y si es el momento adecuado para hacerlo juntos.

5. Firmar el contrato de compraventa sin el crédito aprobado

Por nada en el mundo firmes un contrato de compraventa sin que te hayan aprobado el crédito. Primero debes consultar con la entidad financiera el estado de tu solicitud para después firmar.

6. No conocer tu historial crediticio

Antes de solicitar el crédito, es recomendable que chequees tu buró de crédito para que te cerciores de que todo está en orden y que tu historial de crédito está limpio.

Recuerda que si has sido incumplido con tus deudas en el pasado o tienes una pendiente de pago, habrá una posibilidad mayor de que te rechacen la solicitud.

7. No buscar ayuda profesional

El proceso de compra de vivienda puede volverse complejo y exhausto, más aún cuando no tienes experiencia en el tema. Por eso una excelente idea es que consultes con un especialista inmobiliario para que te guíe y acompañe durante todo el proceso.

No tomes decisiones apresuradas, analiza todas las opciones disponibles y si tienes dudas conoce de forma detallada cómo seleccionar un buen crédito hipotecario o recibe asesoría gratuita de uno de nuestros especialistas.

Contenido elaborado en colaboración con Nocnok Hipoteca .

Escrito por:

La Haus México

Te ofrecemos mejor experiencia para comprar casas y departamentos en Ciudad de México. Te asesoramos desde que buscas hasta que compras tu nuevo hogar.

Encuentra Departamentos en venta en Ciudad de México

  • Departamento
  • Casa
  • Ambos
  • Nueva
  • Usada
  • Ambas