Perro

Paseo de la reforma

¿Qué hacer en Paseo de la Reforma?

Octubre 23, 2020 · 2 minutos de lectura

*Conoce todo lo que tiene paseo de la reforma para descubrir y vive la cultura Méxicana *

Este año tuve la oportunidad de conocer Ciudad de México, fueron 2 mágicos y veloces días que me permitieron confirmar mi amor por toda la cultura mexicana. Empezando desde la picosa gastronomía, hasta descubrir estupefacta los contrastes en la arquitectura, que hace que aprecies la magia de esa mezcla ecléctica entre imponentes edificios de evocación europea llenos de tendencia art deco y todo el color que solo el mundo latino puede darte.

Nuestro recorrido por CDMX tenía dos propósitos. El primero, que mi esposo, aficionado por la fotografía, pudiera capturar escenas impactantes desde su lente, y el segundo, que yo conociera las míticas catedrales del DF (tengo cierta fascinación por el arte religioso).

Empezamos caminando por Reforma. Mis ojos necesitaban ver ese icónico Ángel de la Independencia con el que de inmediato se asocia a Ciudad de México. Estaba en proceso de restauración, pero no perdió en nada el impacto que podría causar en nosotros.

Al llegar a Reforma sentí 3 cosas que jamás podré olvidar:

  1. Que era muyyyy pequeña, esto por sus altísimos rascacielos
  2. Que amaba el espíritu deportivo de los mexicanos, quienes estaban en sus bicis o corriendo por todo reforma (era domingo).
  3. Que podría caminar días enteros por esa calle, encontrándome en sus glorietas con las esculturas y hasta con los rituales en ellos.

Al llegar a la Glorieta de Cuauhtémoc encontramos un espectacular ritual Azteca, personas bailando en espectaculares trajes, música que sonaba alto, cascabeles en sus piernas que generaban un ritmo estridente que te invitaba a mover el cuerpo. Todo esto era mágico para nosotros, sentíamos que estábamos encontrando un espectáculo de arte en cada calle, y no solo por las esculturas y los edificios.

Toda nuestra caminata por Reforma finalizó al entrar por una pequeña calle, en la que al final nos encontramos con el imponente Monumento a la Revolución, y no pudo ser mejor. Allí no solo me encontré con esta impactante obra arquitectónica, sino con una avenida llena de jacarandas florecidas, de jóvenes coreografiando bailes y de señores con sus cajitas de música antiguas que parecen ser sacadas de un cuento de Hemingway en las calles de su amada París.

Allí, a una calle del Monumento a la Revolución, me comí unos tacos deliciosos y el mejor margarita que he tomado en mi vida. Allí, sentada en esa calle, tenía uno de los mejores espectáculos visuales que podía presenciar: Jacarandas, gente bailando y un monumento completamente impactante.

Fueron casi dos horas caminando por Reforma, dos horas en las que sentía magia en cada calle y sorpresa en cada edificio o arte que encontraba.

De allí obvio saltamos al Palacio de Bellas Artes y caminamos hasta el Zócalo, donde evidentemente pude encontrarme con mis Iglesias, maravillarme con el increíble órgano de música que parecía bañado en oro (o quizás lo era, la influencia hispánica y su fiebre dorada quizás impactaron en éste) y unirme a la fé de quienes pedían en las misas.

¿Volver a Ciudad de México? claramente, dos días no son nada para un turista que quiere disfrutar a profundidad del espectáculo de la ciudad capital que tienen los hermanos mexicanos.

Como Natalia, millones de turistas visitan al año Ciudad de México; pensando en esto, en La Haus queremos recomendarte Casa Colón, un desarrollo inmobiliario que podrás comprar como inversión para rentar, incluidas las estancias cortas y que seguramente por su ubicación y precio, los turistas elegirán.

Escrito por:
Natalia Ramírez

Head of Marketing de La Haus

Encuentra Departamentos en venta en Ciudad de México

  • Departamento
  • Casa
  • Ambos
  • Nueva
  • Usada
  • Ambas