¿Es mejor arrendar o comprar vivienda?

¿Es mejor arrendar o comprar vivienda?

Descubre todo lo que debes saber para elegir si te conviene arrendar o comprar vivienda

Tomar una decisión entre comprar o arrendar vivienda depende de muchos factores, como por ejemplo de tu situación financiera, estilo de vida y planes a futuro.

En caso de que tengas la oportunidad de escoger entre ambas, te dejamos algunas razones para que tomes la opción que mejor se ajusta a tus necesidades.

Por qué arrendar

De acuerdo con Jorge Rovira, el Gerente General de Compass Group Colombia, Bogotá es la ciudad capital con mayor índice de arrendamiento en América Latina, incluso supera a Ciudad de México.

Algunos de los principales atractivos de arrendar son:

  • Solo debes preocuparte por pagar mensualmente el arriendo.

  • No tienes la obligación de pagar impuesto predial.

  • Por lo general, los gastos de mantenimiento y adecuaciones los paga el propietario.

  • Una vez se termine el contrato de arrendamiento, puedes mudarte a otra propiedad que te parezca más atractiva.

  • No necesitas muchos trámites ni papeleo para arrendar.

  • Es una gran opción si quieres vivir en un sector exclusivo pero no tienes el dinero para comprar vivienda allí.

Por qué comprar

Según cifras de Camacol, en 2018 se vendieron un total de 172.000 viviendas nuevas por $32 billones de pesos.

Las regiones con mayor aumento registrado en las ventas de vivienda fueron Bogotá (15%), Cundinamarca (22%), Norte de Santander (40%) y finalmente Boyacá (24%).

Las principales ventajas de comprar vivienda son:

  • En lugar de pagar arriendo estarás pagando tu vivienda.

  • Puedes decorar y diseñar la vivienda como prefieras.

  • Tienes un capital donde tu dinero estará a salvo.

  • No debes preocuparte por temas de mudanzas o porque se te acabe un contrato de arrendamiento.

  • Con los años la propiedad se irá valorizando.

  • En caso de que desees cambiar de ciudad o país, puedes recibir una renta fija si decides poner en arriendo la vivienda.

No olvides que no existe una opción mejor que otra entre comprar o arrendar, sino que alguna se adaptará mejor a tus condiciones actuales.